La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

La Ópera de Sydney es un edificio multiusos situado en Australia diseñada por el arquitecto danés Jørn Utzon en 1957 y que alberga la sala de conciertos de la Sinfónica de Sydney, tres teatros, dos grandes salas multiusos y un espacio al aire libre que, igualmente, puede usarse para diferentes propósitos.

El proyecto fue ejecutado en tres etapas:

• La etapa I: El Podio (1958–1963)
La primera fase de las obras comenzó el 5 de diciembre de 1958, por la empresa constructora con sede en Sídney, Lend Lease Corporation. El gobierno decidió iniciar las obras inmediatamente, temiendo que el financiamiento o la opinión pública, pudiera revertir y retrasar o incluso cancelar la obra. Pero esa decisión se encontró con el problema que los diseños estructurales más importantes todavía no estaban realizados. En enero de 1961, la obra llevaba un retraso de 47 semanas respecto al plan original, y los tres millones de dólares de presupuesto ya quedan atrás.

La etapa II: Las bóvedas externas (1961-1967)
Durante cuatro años un equipo de ingenieros de la firma Ove Arup, coordinados con el estudio de Utzon, se ha dedicado en exclusiva a la dura tarea de trasladar los dibujos del arquitecto a la realidad. La solución propuesta por el danés sorprende a todos por su sencillez y su elegancia: En lugar de complejas formas parabólicas, ha recurrido a la figura más simple de la geometría: la esfera. Básicamente, la idea es que todos los segmentos de la cubierta derivan de una misma esfera virtual de 75 metros de radio. Esto permite su diseño y construcción de forma relativamente sencilla, y sobre todo barata, gracias a que la geometría esférica se presta mejor a las piezas prefabricadas.

• La etapa III: Diseño interior y la construcción (1963-1973)
Utzon pretendía utilizar aquí un material cuando menos sorprendente: el contrachapado de madera. Para la fabricación y puesta en obra de las ingentes cantidades de contrachapado necesarias, Utzon decide encargar el trabajo a la empresa Symonds, uno de los mayores fabricantes del mundo, y en opinión de Utzon, la única capaz de suministrar las piezas necesarias con el acabado perfecto.

A finales de 1965, las tensiones entre el gobierno y Utzon han llegado a tales niveles que el gobierno decide retener su sueldo mensual hasta que la situación económica de la obra se aclare. El 28 de febrero de 1966 se reúne con el Primer Ministro Hughes para discutir la cuestión de su sueldo, la situación termina con un airado Utzon abandonando la oficina y anunciando que deja la obra.

Con la salida de Utzon, el cargo fue tomado por Peter Hall quien tomó el control de las obras, y se hizo en gran parte responsable del diseño del interior. Diversos cambios en el programa, sobre todo en el número y capacidad de los auditorios, incluso algunas partes del auditorio ya en pie cuando Utzon dimitió fueron derribadas.

Detalles técnicos
• El edificio mide 183 metros de largo y 120 metros de ancho.
• El techo cuenta con 2,194 secciones prefabricadas de concreto.
• Algunas secciones del techo pesan hasta 15 toneladas.
• Algunas secciones del techo se mantienen unidas por 350 kilómetros de cable de acero tensando.
• Se utilizaron más de un millón de azulejos cerámicos en las cubiertas.
• Fueron necesarios 6,225 metros cuadrados de vidrio para sus fachadas.
• Se necesitaron 645 kilómetros de cable eléctrico.

El 20 de octubre de 1973, tras 16 años de obras, la Reina de Inglaterra inaugura la Ópera de Sídney en un solemne acto al que asisten miles de personas. La ceremonia de inauguración estuvo compuesta por fuegos artificiales y una representación de la Sinfonía Nº 9 de Beethoven.

El precio final de la obra se elevó hasta los 102 millones de dólares. Sin embargo, el edificio fue pagado completamente en 1975 gracias a una lotería nacional especial. Desde entonces, se ha convertido en la principal atracción turística de Australia y en una de las 21 nuevas maravillas del mundo.

Noticias Relacionadas:

Renzo Piano termina auditorio de concreto para el nuevo campus de la Universidad de Columbia

Deltawerk, el monumento de concreto en Holanda que es creado a partir de máquina de olas.

Viprocosa