El Túnel de la Mancha, la construcción que une Francia y Gran Bretaña

El túnel de la Mancha, a menudo llamado Eurotúnel, es un túnel ferroviario submarino que conecta la isla de Gran Bretaña con la Francia metropolitana. Fue terminado en el año de 1994 y es considerada una de las obras de ingeniería más impresionantes del siglo XX.

Está formado por tres galerías: Dos túneles de 7,6 m de diámetro reservados para el transporte ferroviario, uno de ida y otro de vuelta, una galería de servicios de 4,8 m, preparada para la circulación de vehículos eléctricos y estas tres galerías están unidas cada 375 metros por otras galerías transversales de auxilio y mantenimiento permitiendo que haya una corriente de aire para disminuir la presión, evitando la propagación del humo en caso de incendio, así como la resistencia aerodinámica al paso de los trenes que circulan a 140 km/h. sumando así, un total de 153 km de túnel a 50 km por debajo del canal, lo que requirió 1 millón de toneladas de placas de concreto reforzado con granito.

La excavación del túnel del Canal de la Mancha comenzó al mismo tiempo en el lado británico que en el francés, y ambas excavaciones se encontraron en el medio. En el lado británico, la excavación comenzó cerca del acantilado de Shakespeare fuera de Dover; la parte francesa comenzó cerca del pueblo de Sangatte.

Una de las tareas más difíciles en el proyecto Túnel del Canal era asegurarse de que tanto la parte británica del túnel y la parte francesa se reunieron en realidad en el medio. Para ello se utilizaron láseres especiales y aparatos de medición. Este encuentro se produjo el 1 de septiembre de 1990.

La excavación fue realizada por enormes máquinas perforadoras conocidas como tuneladoras. Estas tuneladoras perforaban la tiza del terreno, a la vez que recogían los escombros y los transportaban hacia atrás usando cintas transportadoras. A continuación, estos restos, conocido como botín, se arrastraban hasta la superficie a través de vagones de ferrocarril (lado británico) o se mezclaban con agua y se bombeaban a través de una tubería (lado francés).

A medida que las tuneladoras taladraban a través de la tiza, los lados del túnel recién cavado eran reforzados con hormigón, ayudando a que el túnel pueda soportar la intensa presión a la que está sometido desde arriba, así como a impermeabilizarlo.

El Túnel del Canal de la Mancha transporta trenes de pasajeros Eurostar de alta velocidad, el transbordador Eurotunnel para vehículos y camiones de carretera y trenes de carga internacionales. El viaje entre las terminales de Coquelles, Pas-de-Calais, Francia, y Folkestone, Kent, Inglaterra toma unos 20 minutos en tren de pasajeros y 35 minutos en vehículo de transporte. En el transcurso de 2015, se registró que 21 millones de pasajeros fueron recibidos en el túnel, además de 1,5 millones de camiones.

Noticias Relacionadas:

Casa de concreto en Zicatela, Oaxaca

Conoce los 12 estadios del Mundial de Rusia 2018

Viprocosa