El Viaducto de Millau, el puente más alto del mundo

El Viaducto de Millau es un puente atirantado que cruza el valle del río Tarn cerca de Millau, en el sur de Francia. Diseñado por el ingeniero estructural francés Michel Virlogeux y el arquitecto británico Norman Foster, es el puente más alto del mundo con una altura estructural de 343 metros y una longitud de 2,460 metros.

El principal material utilizado para construir este viaducto fue el hormigón B60, innovador en ese momento y con criterios de calidad excepcionales. La cantidad total de hormigón vertido para realizar la obra fue de 85,000 m3.

Su construcción inició en el año 2001 con el levantamiento de los pilares donde se empleó una técnica conocida como encofrado autodeslizante o trepador. Consiste en utilizar una plataforma que, mediante gatos hidráulicos, se va elevando por apoyo sobre el hormigón armado ya endurecido. En otras palabras, la columna se levanta sobre sí misma a medida que se va construyendo.

El posicionamiento de cada una de estas estructuras se siguió con la ayuda de comprobaciones altimétricas por GPS, lo que supuso contar con una precisión de 5 mm.

Cada pilote está compuesto a su vez por 16 secciones, cada una de las cuales pesa 2230 toneladas. Estas secciones se ensamblaron en el lugar de la obra, a partir de piezas de 17 metros de largo, 4 metros de ancho y un peso de 60 toneladas.

La construcción del tablero se llevó a cabo en los extremos. Mediante esta técnica y según se van construyendo las secciones transversales, periódicamente se empuja desde el tablero sobre las pilas, dejando espacio para la colocación de nuevas secciones del puente. Para evitar grandes sobreesfuerzos que obligaran a reforzar la sección excesivamente respecto a la fase de servicio, se dispusieron una serie de apeos intermedios de forma que los vanos fueran de menor longitud durante la fase de construcción. 

Para la sección de los carriles, se concibió una vía de 32 metros de anchura que deja espacio para dos sendas de 11.90 metros para cada una, suficiente para habilitar un espacio a tres carriles en cada sentido y junto a estos carriles, discurre un paso protegido de 2.20 metros de anchura.

El Viaducto está dotado de barreras de seguridad resistentes a los choques de camiones, de pantallas corta-viento transparentes de 3 metros de altura, de vías de parada de emergencia, de alumbrados que aseguran un confort y una gran seguridad de circulación para los usuarios. En caso de avería o de accidente, puntos de teléfonos de emergencia son instalados cada 400 m.

Noticias Relacionadas:

Inauguran espacios deportivos en Silao.

El ejército de Estados Unidos imprime en 3D cuarteles de concreto

Viprocosa