La Nueva Basílica de Guadalupe Construcción icónica de nuestro país

    La nueva Basílica de Santa María Guadalupe, finalizada el año 1976, ocupa un área de 10 mil metros cuadrados y es el más grande recinto de la devoción católica en México. Fue construida a raíz de la necesidad de albergar a la imagen de la Virgen de Guadalupe y permitir el acceso de una mayor cantidad de peregrinos. De planta circular, esta obra fue construida con concreto armado para la estructura de la cubierta, y con láminas de cobre para su recubrimiento, las que al estar oxidadas le otorgan el característico color verde.

    El nuevo edificio fue diseñado por los arquitectos: Pedro Ramírez Vázquez, José Luis Benlliure, Alejandro Schoenhofer, fray Gabriel Chávez de la Mora y Javier García Lascuráin. Para su inauguración, el 12 de octubre de 1976 se consagró como la casa más moderna de Santa María de Guadalupe.

     

    La forma que sigue la arquitectura responde a su principal función: la de acoger a los miles y miles de peregrinos que la visitan de todas partes del mundo. El proyecto comprendía una nave central con un claro de 63 metros que elimina columnas intermedias, dos capillas grandes, nueve pequeñas, un sótano y varios niveles para oficinas y dormitorios.
    La basílica se hizo de base circular y libre de apoyos, con 100 metros de diámetro, para que el mayor número de visitantes pudiera participar de las celebraciones litúrgicas y, por otro lado, hacer posible que la imagen de la Virgen de Guadalupe se pueda apreciar desde todos los puntos interiores de la basílica. Dicha imagen se encuentra detrás del altar, bajo una cruz de importantes dimensiones, en un muro con acabado similar al plafón.

     

    La cubierta, por su parte, al ser como una gran carpa, recuerda la tienda que usaban los judíos en su peregrinar por el desierto y es, al mismo tiempo, símbolo del manto de la Virgen, que protege a quien la visita. La gran columna que le sirve de eje tiene 42 metros de altura, y en su interior se encuentran las oficinas administrativas de la Basílica.
    En el interior de este templo caben 10,000 personas, ubicadas en la parte central y en las nueve capillas del piso superior, que en caso necesario, pueden prestarse para ceremonias distintas a la del altar mayor. Desde la capilla abierta del segundo piso, que se dirige hacia el atrio recordando a las que utilizaban los primeros frailes durante el siglo XVI, el número de asistentes se aumenta a un total de 50, 000. En el sótano de la Basílica están las criptas, con más de 15,000 nichos y 10 capillas para recordar a los difuntos que ahí descansan.

     

    Con información de archdaily.mx

    Noticias Relacionadas:

    Edificio en Perú, fabricado con concreto gana el Mies Crown Hall Americas Prize

    Casa Roca, propuesta arquitectónica en Quito envuelta con muros de concreto

    Facetas y curvas de concreto forman el exterior de una casa en Hollywood Hills

    Un estudio en Estados Unidos ha creado una escultural residencia sobre una colina llena de árboles en Los Ángeles, está envuelta por magníficos tramos de vidrio.

     

    Diseñada para un músico, esta casa en Hollywood Hills está situada en un sitio ecléctico del vecindario de Nichols Canyon, a solo unos minutos de la avenida de Hollywood Strip, un área que se distingue por estar aislada por mucha densidad de árboles. El despacho a cargo concibió la casa de múltiples niveles usando el terreno como ventaja y poder aprovechar la pendiente. 
    Con forma de cuña desde los planos, la propiedad de 483 metros cuadrados tiene un alto perfil escultural. La base sólida consiste de paredes de concreto, una entrada y una puerta de cochera hechas de madera. El primer nivel está envuelto extensivamente con cristal, lo cual provee una fuerte conexión con el paisaje.

     

    La fachada de vidrio permite una transparencia óptima, y está protegida con una capa de pantallas que proveen protección solar y privacidad. El nivel superior tiene una cobertura de yeso texturizada con moldes de acero para asemejar el concreto. Columnas gruesas soportan el volumen superior, porciones del cual sobresalen y se juntan con los árboles que rodean la propiedad.
    Los espacios públicos están ubicados en el primer piso de la casa, mientras que la suite maestra y dos habitaciones adicionales se encuentran en el piso superior. El sótano contiene un estudio musical, lavandería, espacio de almacenamiento y una cochera.

     

    En la parte posterior de la vivienda, una piscina estrecha forma un fuerte eje con el paisaje. Ventanas sumergidas tienen vista el estudio subterráneo.
    La residencia fue diseñada para ser amigable con el medio ambiente. Estrategias sustentables incluyen paneles fotovoltaicos para la energía y un sistema solar para calentar el agua. El paisaje también está diseñado para responder a preocupaciones ecológicas, especies nativas habitan en la propiedad: pinos, eucaliptos y plantas endémicas.

    Noticias Relacionadas:

    Edificio en Perú, fabricado con concreto gana el Mies Crown Hall Americas Prize

    Casa Roca, propuesta arquitectónica en Quito envuelta con muros de concreto

Casa Roca, propuesta arquitectónica en Quito envuelta con muros de concreto

Las paredes de concreto curvadas y marcadas con tablas se envuelven alrededor del frente de la residencia conocida como “Casa Roca” ubicada en un barrio de Quito, Ecuador, que la firma local Estudio Felipe Escudero modeló en “la forma física de un abrazo”.

La casa de 450 metros cuadrados está diseñada para brindar a sus residentes privacidad del ajetreo y el bullicio del exterior. La pared frontal y los dos lados están redondeados para envolver el interior, una forma que el estudio compara con abrazar los brazos, mientras que la pared posterior se endereza para abrazar el jardín trasero.

En Casa Roca, las partes del concreto marcado alrededor de los marcos de las ventanas de madera están pulidas para que parezcan más pálidas que el entorno y “el abrazo” culmina en la fachada trasera, que se abre hacia el patio con ventanas de piso a techo.

Otros experimentos con el material incluyen tallar entradas en el nivel inferior de las paredes que flanquean la terraza en la parte trasera. Esto protege el patio al aire libre, que cuenta con una barbacoa para que los residentes cocinen y entretengan a los huéspedes afuera, del ruido y el viento.

Un delgado balcón lleno de plantas corre a lo largo del nivel superior sobre las puertas corredizas de vidrio que se abren al salón-comedor, y la cocina en la planta baja.

Una losa abovedada de concreto y los elementos de la estructura de las paredes se dejan expuestos, y se complementan con acabados simples, como paredes pintadas de blanco, madera y una gran cantidad de plantas.

Entre los elementos principales se encuentra la escalera curva de madera oscura que conduce a un “puente” de madera en el primer piso, que conecta el ala del dormitorio principal de los otros dormitorios del otro lado.

El ingreso a esta obra arquitectónica ecuatoriana evoca el viaje hacia un santuario, en el que el descanso y la intimidad presumen su dominio en el espacio. Este se compone de muros blancos, detalles de madera, vegetación y, por supuesto, el concreto.

Los materiales se caracterizan por su pureza. Fueron tratados sin recubrimientos a fin de dar realce al sistema constructivo de la casa. En ella se siente cómo la ventilación y la luz entran por varios puntos de fuga, fácil y sutilmente, como si se entrara a un ambiente natural exterior pero dentro de la casa.

El área de la sala y el comedor constituyen el corazón de la edificación y comparten un espacio de doble altura, situado en el centro de la planta. Se trata de un espacio de 10 metros por nueve metros, sin columnas. A través del uso de una loza alivianada y fundida con casetones fue posible la recreación de este ambiente, al que sus creadores definen como un sitio mágico.

Noticias Relacionadas:

El Mexicable: El primer teleférico usado como transporte masivo en México

La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

Edificio de Universidad en Perú, fabricado con concreto fragmentado gana el Mies Crown Hall Americas Prize

El estudio de arquitectura Barclay & Crousse ganó este año el Premio Mies Crown Hall Americas gracias al “Edificio E” de la Universidad de Piura fabricado con concreto fragmentado en la zona rural del norte de Perú.

El “Edificio E”, diseñado por la firma Barclay & Crousse Architecture y dirigido por los arquitectos Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, fue reconocido como el mejor proyecto en las Américas completado entre enero de 2016 y febrero de 2017 por el jurado del premio.

El presidente del jurado del premio Mies Crown Hall Americas 2018, Ricky Burdet, elogió a Barclay & Crousse por su enfoque de las condiciones áridas del sitio, lo que implicó fracturar un plan cuadrado para crear grietas que forman ambientes de trabajo cómodos para los estudiantes.

El edificio se construyó en respuesta a la creciente población estudiantil de la universidad, después de que una subvención pública ayudara a inscribir a estudiantes desfavorecidos de áreas rurales.

 

El equipo separó el programa de construcción en 11 volúmenes individuales de concreto con textura de madera. Comprenden una mezcla de salas de conferencias, aulas, salas de estudio grupales, oficinas de profesores, oficinas administrativas y una cafetería y sala de recepción, todas conectadas por circulación al aire libre.

Descrito por Barclay & Crousse como un laberinto, el complejo está unido por pasillos, rampas, pasillos, jardines y escaleras sombreadas que ofrecen oportunidades para encuentros improvisados, junto con mucha luz natural y ventilación.

“El edificio actúa como una pieza clave para el campus de la Universidad de Piura, que de otra manera está en expansión,” dijo Burdett. “Como un pueblo vernáculo de calles estrechas y espacios abiertos, tan típico de los modelos urbanos orgánicos en América Latina, el edificio comprime la experiencia humana colectiva”.

Las fachadas exteriores del gran perímetro están totalmente construidas en concreto armado lo que le confiere una estética monolítica al edificio. En ellas, múltiples aberturas incorporadas facilitan el movimiento a través del edificio y crean rutas que pueden usarse para navegar por el campus.

Dependiendo de la orientación y la relación con la naturaleza circundante, algunas de las elevaciones están revestidas con lamas verticales que dejan entrar mucha luz, mientras que otras incorporan bloques perforados prefabricados para permitir que ingrese filtrada.

Edificio-E-Concreto-Galeria-1
Edificio-E-Concreto-Galeria-2
Edificio-E-Concreto-Galeria-3
Edificio-E-Concreto-Galeria-4
Edificio-E-Concreto-Galeria-5

Noticias Relacionadas:

El increíble Puente Storseisundet de Noruega

La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

El increíble Puente Storseisundet de Noruega

El Puente Storseisundet es el más alto de los ocho puentes que conforman el Atlanterhavsveien (“La carretera del Atlántico”), que conecta la península Romsdal con la isla de Averøya en Noruega. Este puente voladizo construido con concreto tiene 260 metros de largo y una altura libre máxima de 23 metros.  

El periodo de construcción tuvo una duración de 6 años y se inauguró el 7 de julio de 1989, sin embargo, tuvo que ser interrumpido en 12 ocasiones debido a que se encuentra en una zona de constantes huracanes; ésta es una de las razones por la cual la estructura se eleva tantos metros en comparación con la carretera principal.

Tiene una curva dramática y hermosa que le confiere una perspectiva artística en la técnica de construcción de puentes. Muchos turistas optan por visitarlo durante el otoño para experimentar las furiosas tormentas que golpean la carretera.

El puente dibuja una curva extremadamente cerrada, ya que tiene que saltar por encima de una serie de pequeñas islas y canales para seguir su camino. Según desde donde se mire, el puente resulta pavoroso porque parece terminar abruptamente, razón por la que fue considerada por el periódico inglés The Daily Mail en 2011 como una de las carreteras más peligrosas del mundo.

La vista que ofrece, realmente pareciera que no te fuese a llevar a ningún lugar, a medida que conduces hacia ella, incluso hay un punto en que pareciera que termina en la mitad del mar. Sin embargo, se sentirá aliviado al saber que esto es simplemente una especie de ilusión óptica. El puente está construido de tal manera que, desde un cierto ángulo, se parece más a un trampolín que a un puente, a medida que se acerca.

No es de extrañar que el Puente Storseisundet se haya ganado merecidamente el título de “la construcción noruega del siglo”. Su originalidad y atrevimiento le aseguran un gran número de visitantes cada año, convirtiendo a esta carretera panorámica en la segunda más famosa del país por detrás de la de Trollstigen, también muy cerca de allí.

Noticias Relacionadas:

El Mexicable: El primer teleférico usado como transporte masivo en México

La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

El Mexicable: El primer teleférico usado como transporte masivo en México

El Mexicable es un novedoso sistema de transporte masivo que beneficia a los habitantes de la región San Andrés de la Cañada, en el Estado de México. Esta gran obra pionera en el país, fue proyectada desde 2014, diseñada arquitectónicamente y ensamblada por una empresa 100% mexicana. En 2016 fue inaugurado por el exgobernador del Estado de México Eruviel Ávila y el Presidente de México, Enrique Peña Nieto. 

El Mexicable es un trasporte VERDE que funciona con energía eléctrica. Cuenta con dos motores capaces de generar más de mil caballos de fuerza cada uno. La instalación tiene una capacidad máxima de 3000 usuarios hora-sentido los cuales son transportados de manera ágil, cómoda y segura en sus 185 cabinas, logrando un recorrido en aproximadamente 19 min.

Las cabinas tienen una capacidad máxima de 10 personas, quienes tienen una vista privilegiada del entorno urbano, el cual ha sido enriquecido con 52 obras de arte realizadas por artistas de talla internacional como Farid Rueda, David Ortiz, Guido Van Helten y Jonh Pugh entre otros.

Esta extraordinaria obra de ingeniería cuenta con 36 postes de línea los cuales alcanzan hasta 35 metros de altura. Sobre dichos postes se desplaza el cable portador – tractor el cual tiene un diámetro de 50mm.

Las estaciones están posicionadas a lo largo de 4.9km. Inicia en la vía Morelos, a un costado de Cerro Gordo, recorre el pueblo de Santa Clara, cruza la autopista México – Pachuca y se adentra en la colonia Hank González, donde sigue su recorrido paralelo a la Av. San Andrés, finalizando en la región de La Cañada.

El sistema consta de 7 estaciones construidas con un diseño vanguardista que buscó la integración de arte urbano y un acabado moderno, seguro y duradero como lo es el concreto y el acero galvanizado. 

La seguridad para los pasajeros es un tema primordial. El sistema de trasporte cuenta con más de 2 mil sensores que tienen como fin principal garantizar su correcto funcionamiento. Cabe señalar que este tipo de medio de trasporte es de los más seguros del mundo.

El Mexicable ha sido fuente de más de 200 empleos directos generando una mejor calidad de vida para los habitantes, hasta la fecha ya son más de 2 millones de personas que han utilizado este extraordinario medio de transporte, mismo que marcó el inicio de una nueva era en la movilidad urbana.

El gobierno del Estado de México informó que proyecta cuadriplicar la longitud del Mexicable, con la construcción de dos sistemas más: el primero de Tlalnepantla a Ecatepec, y el segundo que irá de Naucalpan al Mexipuerto Cuatro Caminos, en los límites de la entidad mexiquense y la Ciudad de México.

 

Con información de: http://www.mexicable.com/

Noticias Relacionadas:

La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

Renzo Piano termina auditorio de concreto para el nuevo campus de la Universidad de Columbia

La Ópera de Sydney: Un modelo de construcción

La Ópera de Sydney es un edificio multiusos situado en Australia diseñada por el arquitecto danés Jørn Utzon en 1957 y que alberga la sala de conciertos de la Sinfónica de Sydney, tres teatros, dos grandes salas multiusos y un espacio al aire libre que, igualmente, puede usarse para diferentes propósitos.

El proyecto fue ejecutado en tres etapas:

• La etapa I: El Podio (1958–1963)
La primera fase de las obras comenzó el 5 de diciembre de 1958, por la empresa constructora con sede en Sídney, Lend Lease Corporation. El gobierno decidió iniciar las obras inmediatamente, temiendo que el financiamiento o la opinión pública, pudiera revertir y retrasar o incluso cancelar la obra. Pero esa decisión se encontró con el problema que los diseños estructurales más importantes todavía no estaban realizados. En enero de 1961, la obra llevaba un retraso de 47 semanas respecto al plan original, y los tres millones de dólares de presupuesto ya quedan atrás.

La etapa II: Las bóvedas externas (1961-1967)
Durante cuatro años un equipo de ingenieros de la firma Ove Arup, coordinados con el estudio de Utzon, se ha dedicado en exclusiva a la dura tarea de trasladar los dibujos del arquitecto a la realidad. La solución propuesta por el danés sorprende a todos por su sencillez y su elegancia: En lugar de complejas formas parabólicas, ha recurrido a la figura más simple de la geometría: la esfera. Básicamente, la idea es que todos los segmentos de la cubierta derivan de una misma esfera virtual de 75 metros de radio. Esto permite su diseño y construcción de forma relativamente sencilla, y sobre todo barata, gracias a que la geometría esférica se presta mejor a las piezas prefabricadas.

• La etapa III: Diseño interior y la construcción (1963-1973)
Utzon pretendía utilizar aquí un material cuando menos sorprendente: el contrachapado de madera. Para la fabricación y puesta en obra de las ingentes cantidades de contrachapado necesarias, Utzon decide encargar el trabajo a la empresa Symonds, uno de los mayores fabricantes del mundo, y en opinión de Utzon, la única capaz de suministrar las piezas necesarias con el acabado perfecto.

A finales de 1965, las tensiones entre el gobierno y Utzon han llegado a tales niveles que el gobierno decide retener su sueldo mensual hasta que la situación económica de la obra se aclare. El 28 de febrero de 1966 se reúne con el Primer Ministro Hughes para discutir la cuestión de su sueldo, la situación termina con un airado Utzon abandonando la oficina y anunciando que deja la obra.

Con la salida de Utzon, el cargo fue tomado por Peter Hall quien tomó el control de las obras, y se hizo en gran parte responsable del diseño del interior. Diversos cambios en el programa, sobre todo en el número y capacidad de los auditorios, incluso algunas partes del auditorio ya en pie cuando Utzon dimitió fueron derribadas.

Detalles técnicos
• El edificio mide 183 metros de largo y 120 metros de ancho.
• El techo cuenta con 2,194 secciones prefabricadas de concreto.
• Algunas secciones del techo pesan hasta 15 toneladas.
• Algunas secciones del techo se mantienen unidas por 350 kilómetros de cable de acero tensando.
• Se utilizaron más de un millón de azulejos cerámicos en las cubiertas.
• Fueron necesarios 6,225 metros cuadrados de vidrio para sus fachadas.
• Se necesitaron 645 kilómetros de cable eléctrico.

El 20 de octubre de 1973, tras 16 años de obras, la Reina de Inglaterra inaugura la Ópera de Sídney en un solemne acto al que asisten miles de personas. La ceremonia de inauguración estuvo compuesta por fuegos artificiales y una representación de la Sinfonía Nº 9 de Beethoven.

El precio final de la obra se elevó hasta los 102 millones de dólares. Sin embargo, el edificio fue pagado completamente en 1975 gracias a una lotería nacional especial. Desde entonces, se ha convertido en la principal atracción turística de Australia y en una de las 21 nuevas maravillas del mundo.

Noticias Relacionadas:

Renzo Piano termina auditorio de concreto para el nuevo campus de la Universidad de Columbia

Deltawerk, el monumento de concreto en Holanda que es creado a partir de máquina de olas.

Renzo Piano termina auditorio de concreto para el nuevo campus de la Universidad de Columbia

El arquitecto italiano Renzo Piano ha completado su tercer edificio para el nuevo campus de Manhattanville en la Universidad de Columbia en Harlem.

La estructura de vidrio y concreto conocida como The Forum se une al Lenfest Art Center, arquitecto galardonado con el Premio Pritzker, que se inauguró el año pasado, y al Centro de Ciencias Jerome L Greene que se inauguró en 2016, a unas pocas cuadras al norte del campus histórico de la Universidad de Columbia en Morningside Heights .

El Foro contiene un auditorio, un centro de información, una cafetería con wi-fi y espacios flexibles abiertos para eventos comunitarios. Estos están ubicados en la planta baja y envueltos en grandes extensiones de acristalamiento. Piano intenta atraer a los transeúntes y los alienta a “tomarse su tiempo”.

“Al diseñar el plan maestro para el campus y sus primeros tres edificios, queríamos ayudar a Columbia como una universidad global en la ciudad y para la ciudad”, dijo el arquitecto italiano en un comunicado respecto al proyecto.

“Las calles y aceras de Nueva York están entretejidas en el tejido del campus”, agregó. “Esto no es como el campus de siglos anteriores”.

The Forum sigue la forma de una figura de esquina triangular creada por la intersección de West 125th Street y Broadway.

También triangular es el volumen revestido en los paneles de concreto prefabricados establecidos arriba. Cuenta con tres niveles que dan un paso atrás en la parte trasera, reflejando las formas de su edificio de artes pesadas en la calle, y termina en un pico en voladizo para cubrir la entrada principal.

Los sistemas mecánicos cilíndricos se elevan desde el techo, complementando la materialidad del edificio y la arquitectura industrial del siglo XIX que lo rodea.

El auditorio de 437 asientos ocupa los dos niveles superiores del bloque de concreto. Paneles de madera alinean parcialmente las paredes y los techos para mejorar la acústica, mientras que las superficies restantes están cubiertas de un material pedregoso.

Un volumen acristalado situado en la parte superior del otro extremo del Foro está ocupado por oficinas que inicialmente se utilizarán para dos programas, incluida la iniciativa Columbia World Projects, que tiene como objetivo resolver problemas globales.

El otro es Obama Foundation Scholars en Columbia: un “programa de liderazgo académico y cívico” de un año de duración para una clase de 12 alumnos de Asia, África, América del Sur, Asia del Sur y Europa.

El tríptico del foro, centro de artes y centro de investigación de neurociencia de piano forma parte de la primera fase de un plan maestro para el sitio del Alto Manhattan, que el arquitecto ha desarrollado con la firma de arquitectura SOM. Implica la transformación del barrio de Manhattanville, un antiguo emplazamiento industrial ubicado entre dos arterias de transporte elevadas, en un nuevo centro para la Universidad de Columbia.

Cuando se le preguntó si consideraba que el proyecto era problemático en términos de gentrificar el área marginada, Piano lo describió como un “asunto delicado” con consecuencias desconocidas. “Cada vez que trabajas en las periferias, siempre estás lidiando con un tema delicado … porque se trata de transformar sin perder el alma de algún lugar”, dijo durante la apertura de The Forum.

“No tengo una fórmula, creo que este es un tipo de experimento interesante”.

Para evitar el aislamiento de la comunidad existente, el objetivo de Piano para el proyecto es crear varias áreas de acceso público que podrían integrarlo.

Por ejemplo, el Centro de Ciencias Jerome L Greene, lleno de luz, y el edificio de artes de Lenfest, que cuenta con un alto nivel de trabajo, ya albergan un Laboratorio de Educación de neurociencia pública, un centro de bienestar y programas de divulgación dirigidos por médicos de Columbia.

Noticias Relacionadas:

Deltawerk, el monumento de concreto en Holanda que es creado a partir de máquina de olas.

The Ribbon Chapel, una capilla de bodas de ensueño

Deltawerk, el monumento de concreto en Holanda que es creado a partir de máquina de olas.

Una cuenca de concreto de 250 metros de largo, construida en los Países Bajos en 1977 para probar las defensas contra el aumento del nivel del mar, será derribada y se inundará para formar esta obra de arte colosal.

Los estudios holandeses RAAAF y Atelier de Lyon transformaron la Delta Flume en Waterloopbos que estaba en desuso para crear la enorme instalación, considerada como “un monumento de la lucha holandesa contra el agua”.

El Deltawerk, como es llamado, es una estructura que consta de una serie de bloques de concreto colocados uno contra el otro. Estas losas están rodeadas de agua y muchas de ellas parecen listas para derrumbarse en cualquier momento.

El Delta Flume fue uno de los numerosos presas, diques y esclusas que fueron construidos a lo largo de la costa de los Países Bajos a mediados del siglo XX. Formó parte de Delta Works, que vio a la nación probar diferentes enfoques para la gestión del agua.

El objetivo del laboratorio hidrodinámico en Waterloopbos fue probar cómo los deltas indestructibles podrían servir en la batalla contra las inundaciones, una tecnología que se considera uno de los mayores logros científicos del país.

La larga cuenca de concreto sirvió como máquina de olas, lo que permitió a los ingenieros experimentar con olas de tsunami bajo el nivel del mar.

“El Waterloopbos era esencialmente un laboratorio tan grande como una pieza completa de paisaje, donde se podían llevar a cabo modelos a escala y pruebas 1:1, que informaban sobre el diseño y la ingeniería de los trabajos de Delta en la costa, y también algunas obras hidráulicas más adelante.”, explicó Ronald Rietveld, cofundador de RAAAF.

“El Delta Flume sigue siendo la construcción permanente más impresionante en este panorama de modelos a escala”, aseguró Rietveld.

El laboratorio de pruebas cerró hace una década y, naturalmente, el sitio cayó en declive.

Pero a raíz de una propuesta no solicitada de RAAAF y Atelier de Lyon, el gobierno nombró el sitio como monumento nacional. Luego, los dos estudios fueron invitados a transformar la vieja máquina de olas en una obra de arte a gran escala.

Los dos estudios habían trabajado juntos en Bunker 599, un proyecto que vio cómo se redujo a la mitad un redundante bunker de la Segunda Guerra Mundial.

Su idea era tallar aberturas en las paredes de 800 milímetros de espesor, para enmarcar las aberturas de los alrededores. Las piezas talladas se giraron 90 grados y se colocaron en el interior de los huecos.

Los diseñadores también excavaron la arena alrededor del canal, permitiendo que el agua de mar envolviera la base del concreto.

“Deltawerk cuestiona la búsqueda de la indestructibilidad, y al mismo tiempo sirve como un experimento en la generación activa de la ruina”, agregó Rietveld.

“Este nuevo espacio ofrece una experiencia espacial intensa de luz, sombras y reflejos, al tiempo que abre vistas sobre los alrededores de Waterloopbos”.

La instalación tardó siete meses en completarse, lo que, según Rietveld, fue breve, “para una escala tan masiva y un proyecto técnicamente complejo”.

La escultura quedará ahora a la vista del público de forma permanente, según los diseñadores, es prácticamente indestructible.

“Incluso puede sobrevivir otros mil años”, agregó Rietveld. “En un futuro cercano, las losas serán colonizadas por musgos y helechos; cambiarán a través de los días, las estaciones y los años”.

Noticias Relacionadas:

The Ribbon Chapel, una capilla de bodas de ensueño

La terminal de cruceros de Lisboa construida con concreto

The Ribbon Chapel, una capilla de bodas de ensueño

The Ribbon Chapel, es una construcción diseñada por el arquitecto Hiroshi Nakamura y ubicada en el Resort Hotel Bella Vista de Sakaigahama en Onomichi. El edificio posee una cimentación antisísmica de hormigón y acero, y una estructura vertical a base de pilares metálicos de 10 cm de diámetro que soportan las escaleras, las cuales se sustentan la una a la otra en sentido horizontal.

Su diseño simboliza la unión de los novios, ya que permite que cada uno suba por una espiral diferente para encontrarse finalmente en el extremo superior, donde se celebra la ceremonia de boda, mientras se disfruta de las maravillosas vistas del mar interior de Seto.

El exterior del edificio es de paneles de madera en posición vertical, pintados de blanco con el fin de profundizar en la belleza con el paso del tiempo, y de aleación de zinc de titanio, un material resistente al daño de la brisa del mar y lo suficientemente flexible para ser aplicado a la curvatura. El empleo de la aleación de zinc en los remates, paredes, marcos de techo, y ventanas posibilita un diseño simple y unificado por medio de un único material.

El cerramiento de vidrio permite la permeabilidad y la conexión directa con el exterior, además de proporcionar la luz requerida en el espacio interior, minimizando las necesidades de luz artificial. Los juegos de luz y transparencia se mantienen en el tratamiento del cerramiento superior, con el óculo que remata el conjunto.

El interior se reviste con paneles de madera que proporcionan la calidez requerida al espacio y permite el constante diálogo con el entorno y mediante la conexión de los cuatro puntos en las cuatro direcciones donde se aproximan las dos escaleras se produce un efecto de aro tridimensional que frena el empuje hacia el exterior y un efecto de refuerzo tridimensional para resistir las fuerzas horizontales con lo que las dos espirales se apoyan mutuamente y son autónomas.

Noticias Relacionadas:

La terminal de cruceros de Lisboa construida con concreto

El Viaducto de Millau, el puente más alto del mundo

Viprocosa